Revista - Avior Air

Editorial - Año 3 - Nro. 29

Año: 3 - Número: 29 - Ver versión completa
Imagen de la Editorial

Desde sus comienzos el objetivo de Avior Airlines ha sido conectar a las personas con sus destinos, acercando regiones de Venezuela primero, luego haciendo más pequeño el continente americano con 9 destinos y más de 18 conexiones internacionales, y nuestras rutas, frecuencias y flota actual son fiel reflejo de esta visión que es también nuestro compromiso.

Todavía festejamos el gusto por haber comenzado nuestros viajes a Lima, una de las principales capitales latinoamericanas, que no solo tiene un peso propio cultural, económico, turístico y gastronómico, sino que es una puerta al resto de Sudamérica, cuando tenemos nuevamente el privilegio de complacer al público venezolano con una esperada ruta: Caracas-Curazao.

Curazao es la más grande de las Antillas Holandesas y a solo 40 minutos del Aeropuerto Internacional Simón Bolívar ofrece al visitante una experiencia que va mucho más allá de un simple destino de playa. De hecho, llegar a su capital, Willemstad, es una aproximación al espíritu de la isla: un lugar mágico y colorido en el que conviven el español, inglés y el holandés, así como el papiamento con todas sus costumbres.

Las fachadas coloridas en las que resaltan colores vivos como el amarillo en contraste con los techos de tejas, la aparición de algún mercado flotante y la irrupción repentina de un delicioso aroma de especias que nos recuerda la fusión de cultura que llega a la comida son el marco para el disfrute del mar que son las aguas cristalinas, el potente sol y la brisa en la que puede sentirse la sal.

Algunas personas consideran, con razón, que no se han visto amaneceres o atardeceres hermosos hasta que se ve ese ritual de la aparición y la despedida del sol en alguna de las playas o las terrazas de Curazao. Por eso es uno de los destinos románticos preferidos del Caribe.

Si se trata de cocina pensamos en Curazao como un lugar perfecto para comer pescados y mariscos y no hay duda de la frescura y calidad de estos productos desde chiringuitos en la playa hasta restaurantes con propuestas más sofisticadas. Pero si se recorre la isla uno se puede topar con algunos rincones de los inmigrantes chinos, indios e indonesios que preparan platos de sus respectivas culturas y son un festival de sabores.

¿Y qué decir de los deportes acuáticos? No importa si es snorkeling, surf, kayak o deportes motorizados, las aguas de Curazao son un espectáculo para descubrir la naturaleza marina en las cálidas aguas del mar Caribe. Incluso los amantes del golf pueden encontrar campos como Old Quarry Golf Course, Curaçao Golf & Squash Club Curazao y Blue Bay Curaçao Golf & Beach Resort, reconocidos entre los mejores de todo el Caribe.

Si a esto se le suma la calidez del curazoleño por nacimiento o adopción para atender a los turistas, podemos decir que Curazao es uno de los destinos más completos cuando queremos disfrutar y ser consentidos.

Volver a ofrecer la ruta Caracas-Curazao es un paso más en la consolidación de los proyectos de Avior para el año 2017 y, sobre todo, una nueva oportunidad de encontrarnos y atenderlos a ustedes, nuestros pasajeros, que son la razón de ser de nuestra aerolínea.

Juan Bracamonte

Director
Grupo Avior