Revista - Avior Air

Editorial - Año 2 - Nro. 23

Año: 2 - Número: 23 - Ver versión completa
Imagen de la Editorial

¿Puede ser el turismo el motor económico que necesitamos de cara al futuro? Estoy convencido de que sí. Venezuela es un país con un gigantesco potencial turístico de bellezas envidiables. A lo largo de casi un millón de kilómetros cuadrados de superficie, el territorio venezolano logra reunir una variedad impresionante de atractivos naturales que se han convertido en íconos del turismo nacional e internacional. Picos nevados, selva, tepuyes, desiertos, sabanas y unos 3.700 kilómetros de costas son muestra de lo generosa que fue la madre naturaleza con este país.

El turismo se ha convertido en uno de los principales actores en el comercio internacional y representa al mismo tiempo una de las mayores fuentes de ingresos para muchos países. De acuerdo a la Organización Mundial del Turismo, hoy en día, el volumen de este negocio es igual o incluso mayor que el de las exportaciones de petróleo, productos alimenticios o automóviles. Eso sin contar con su fortaleza como fuente generadora de empleo. La Organización Mundial del Turismo asegura que 1 de cada 11 trabajadores colaboran en los sectores relacionados, como es el caso de hoteles, restaurantes, agencias de viaje, aerolíneas y tantos otros que, de manera indirecta, participan de esta actividad.

En Avior Airlines creemos y apostamos por el turismo en nuestro país como eje del desarrollo económico. ¿Cómo? Articulando esfuerzos con todos los actores involucrados, desde entes regionales y gubernamentales, operadores turísticos, oficinas comerciales de turismo, embajadas hasta aliados estratégicos en todos nuestros destinos.

Parte de lo que Avior Airlines ha venido haciendo es recuperar el que Venezuela vuelva a ser un HUB de conexiones para el turismo. Un ejemplo de eso es que hemos venido promoviendo el turismo con Porlamar desde Colombia. Para los colombianos es importante el destino de playas en Venezuela, tanto en Lecherías, La Tortuga como hacia la Isla de Margarita. Desde que nuestras rutas están en funcionamiento hemos transportado a más de 2000 turistas, lo cual se traduce en ingresos para nuestro país. Hoy en día podemos decir que diariamente trasladamos a 30 pasajeros diarios que hacen conexión desde Bogotá y Medellín en Valencia hasta Porlamar en horarios cómodos para el visitante, además brindándole beneficios especiales gracias a los convenios que hemos establecido con complejos hoteleros de primera línea en la región.

Igualmente hemos realizado un importante esfuerzo para remodelar el Aeropuerto Internacional General José Antonio Anzoátegui en Barcelona, nuestro HUB. Con una inversión que ronda los $2 millones, los resultados están a la vista: refacción del área de entrada y salida, la sala de espera, la correa del equipaje, los aires acondicionados, las escaleras, el ascensor, el sistema eléctrico, el counter de recepción de pasajeros nacional e internacional, la fachada de la entrada al aeropuerto, el Jetway (puente para abordar el avión), el Taxway (pista de carreteo), entre muchos otros avances. Con este esfuerzo mancomunado, seguimos generando bienestar a los usuarios del aeropuerto, que es la puerta del estado Anzoátegui y la puerta aérea a la faja del Orinoco.

También quiero hacer mención al trabajo extraordinario que, desde el área comercial, se está haciendo para fomentar el turismo interno y hacia los destinos que volamos. Recientemente organizamos el Margarita Travel Mart, en el cual mostramos los encantos de la perla del Caribe a operadores turísticos de Colombia, Estados Unidos, Panamá, Ecuador y Brasil. Además, celebramos en Ecuador el encuentro Revive la belleza de Isla Margarita. La respuesta no se hizo esperar: la actividad contó con la participación de más de 250 agentes turísticos y con la cobertura de los medios de comunicación más importantes del país andino. Hemos tenido mesas de trabajo en Guayaquil y Cuenca (Ecuador) y Manaos (Brasil) para estrechar las relaciones con la industria turística de esos destinos y potenciar la visita de turistas de esas regiones.

Sabemos que queda mucho por hacer, pero nuestro compromiso sigue más vigente que nunca. El cambio debe empezar por nosotros mismos. Te invitamos a viajar, visitar nuevos lugares cambia nuestra manera de ver las cosas y nos hace apreciar las diferencias. No hay mejor manera de conocer la riqueza de un lugar y aprender de él, que vivirlo a través de las experiencias de la gente local y tomar cada momento como una oportunidad de crecimiento, pues sumergirnos en la cultura, probar comida distinta, aprender nuevas palabras, adoptar nuevos hábitos y hacer nuevos amigos, nos llevará a romper viejas creencias y a redescubrirnos.

¡Buen viaje y feliz retorno!

Juan Bracamonte

Director
Grupo Avior