Destino

Imagen: Avior Si Va... Valera

"La Ciudad de las siete colinas" es uno de nuestros nuevos destinos. Avior Airlines sí va contigo hacia la ciudad de Valera a las orillas de las majestuosas cordilleras venezolanas, para que te deleites los ojos, la piel, el paladar y tus maravillosos sueños.


Valera se encuentra entre los ríos Momboy y Motatán, ubicada a unos 33 km de la capital del estado, Trujillo de Nuestra Señora de la Paz, su historia, su clima, su gente y las colinas que dominan su visual son parte de esos misterios que debemos descubrir en Venezuela.


Es un punto de paso en las vías que conducen a la Ciudad de Mérida, Maracaibo (segunda ciudad de Venezuela) y Barquisimeto (cuarta ciudad de Venezuela), lo que habla de su situación privilegiada.


En sus límites Simón Bolívar, el Libertador, en medio de su Campaña Admirable firmó el famoso “Decreto de Guerra a Muerte” en aquellos convulsos tiempos de la historia republicana, es decir, este destino es parte imborrable de nuestra legado como nación.




La familia Avior te propone ir juntos a conocer el Estadio José Alberto Pérez, la Iglesia San Juan Bautista, el Parque Los Ilustres, Casa de la Carmania (donde se proclamó de Guerra a Muerte), las Aguas Termales de la Población de El Baño, el Museo antropológico Tulene Bertoni, Centro Comercial Edivica, Centro Comercial Plaza, Foro Bolivariano y La Puerta y La Lagunita.


¿Por qué se le llama la Ciudad de las siete colinas?, porque está rodeada de una cadena de montañas que la convierten en el epicentro de la naturaleza occidental. Y aquí se las presentamos:


Colinas La Concepción, La Pollera, La Cruz, El Cementerio , La Cabaña, La Plata, y La Ciénaga, estás son las formaciones que identifican a la ciudad, cada una de ellas con sus propias historias, orígenes y realidades que las hacen íconos de la ciudad.


Entre las construcciones notables de Valera figuran la Iglesia San Juan Bautista, templo de estilo neo-gótico creado bajo la dirección de los Pbros. Guillermo José Parra y José Humberto Contreras. Uno de sus Puentes más antiguos y resistentes es el construido sobre el Río Motatán en la vía que conduce a Carvajal y Trujillo.




Valera posee modernas edificaciones comerciales, Ateneo, Hoteles, Avenidas, el Parque de los Ilustres y el Parque Ferial Agropecuario, bautizado con el nombre de sus fundadores.


Cada año son muchos los visitantes que pasan por la localidad en la ruta de peregrinación rumbo a la población de Isnotú, lugar de natalicio del “venerable” Dr. José Gregorio Hernández, quien la religiosidad venezolana lo considera un santo, a pesar de estar en curso su beatificación y canonización por parte de la Iglesia Católica.


Entre las montañas, con el fervor religioso y las bellezas de un asentamiento a las faltas de las inmensidades andinas, Valera se muestra en todo su esplendor como parte de esa Venezuela que se abre paso y se mantiene como lo grandioso de las bendiciones de nuestra tierra.


¡Sí, estamos a punto de despegar, ven y comparte con nosotros la experiencia de conocer y amar a nuestros país!