Destino

Imagen: Avior Si Va... Maracaibo

Tierra caliente, sol que abraza a sus visitantes, gastronomía abundante, fe desbordante y bonachón sentir popular, así nos recibe siempre la ciudad de Maracaibo, que con su elocuente gentilicio es otro de los destinos que Avior Airlines les ofrece.


La tierra del “sol amada” es la segunda ciudad más importante de Venezuela y la más cálida por la forma de ser de sus habitantes y por la intensidad de su sol que igual a las palabras del poeta venezolano Andrés Eloy Blanco “tuesta blancos, suda negros” le da cobijo a sus visitantes.


La ciudad la comprende hermosos pueblos, iglesias, playas, interesantes museos, exquisitos restaurantes y cómodos complejos turísticos que hacen de la capital zuliana uno de los lugares más atractivos de la nación.




Por ser un centro de gran movimiento económico, Maracaibo cuenta con la infraestructura necesaria para cualquier tipo de actividad recreativa, además, su clima extremadamente cálido permite una interesante estancia y una experiencia turística única.


El atractivo marabino nos muestra una mezcla de tradición con modernidad, una variada cantidad de monumentos y edificaciones históricas, fusionadas armoniosamente con verdaderos iconos de los tiempos modernos.


Entre los sitios de mayor valor histórico se encuentran: El Castillo de San Carlos de la Barra, el casco histórico de Maracaibo es reflejo del pasado de la ciudad y puede ser recorrido en un pintoresco autobús tranvía, en dicho lugar se encuentra la Calle Carabobo, cuyo restaurado paseo ofrece al visitante una colorida experiencia visual, llena de cultura “creole” y tienditas de artesanía y manualidades locales.






La Iglesia de Santa Bárbara y la Basílica de Nuestra Señora de la Chiquinquirá, se encuentran comunicadas por un paseo inaugurado recientemente, lo que ha facilitado sobremanera el acceso a ambas edificaciones.


El crecimiento económico de la ciudad ha generado el impulso en la construcción de centros comerciales como Galerías Mall y el Sambil los cuales se abarrotan de visitantes día a día.


La variedad de actividades y entretenimiento para niños y adultos permite divertirse de varias maneras, que van desde la vida nocturna hasta incluso una pista de hielo en pleno trópico caluroso.




El Estado Zulia no se caracteriza por la hermosura de sus playas, sin embargo, la Laguna de Sinamaica, además de ser un refugio natural de etnias y tradiciones indígenas, representa uno de los sitios de mayor riqueza turística de la región.


No se va a Maracaibo sin cruzar su famoso puente, que pende encima de la Laguna o Golfo de Venezuela, uno de los reservorios más grande de petróleo del país.




¡Ven y extasíate con el calor humano de Maracaibo, nosotros sí vamos contigo!